Print
Por: Revista Latina | en: Japónica y Turismo | el: 04.01.21 | Imprimir


En Japón rige el horóscopo chino por lo que cada año está representado por un animal, el cual es común ver en las tarjetas de Año Nuevo (nenganjyo).  

El animal del 2021 es el buey (ushi丑), y se dice que las personas de este signo del horóscopo chino son introvertidos, sobrios, poco dados a las banalidades, suelen tener un alto concepto de la honradez y a veces son poco tolerantes con las debilidades humanas. Este es el año de todas las personas que cumplen 12 años o múltiple de 12, es decir 12, 24, 36, 48, 60, 72, 84, etc. se cree que para ellas será un gran año.

En total son 12 los animales del horóscopo chino: rata (ne子), buey (ushi丑), tigre (tora 寅), conejo (usagi 卯), dragón (tatsu 辰), serpiente (mi 巳), caballo (uma 午), oveja (hitsuji 未), mono (saru 申), gallo (tori 酉), perro (inu 戌) y jabalí (i 亥).


Ahora bien, ¿han pensado por qué eligieron estos animales o por qué están en este orden? Aquí me gustaría contarles la leyenda acerca de la formación del horóscopo chino. 
Érase una vez, en un fin de año, Dios llamó a los animales y les dijo: "Vengan a mi casa en la mañana del primer día del nuevo año a saludarme. A los primeros 12 que lleguen, los haré representante de un año según el orden de llegada”.

Al oír esto, los animales se alborotaron y todos querían ser el primero en llegar y esperaban ansiosos la llegada del Año Nuevo. El gato, por no haber sido invitado por Dios, no sabía cuándo tenía que ir a saludarlo. Entonces, el gato preguntó a la rata: "¿Cuándo tenemos que ir a ver a Dios?” La rata con mala intención le contestó: "¿No lo sabes? Tenemos que ir el dos de enero.” 

El buey empezó a prepararse en Nochevieja. La rata al verlo le preguntó: "¿Qué estás haciendo a estas horas?” El buey contestó: "Voy a salir en la noche porque ando lento.”
La rata pensó qué suerte y saltó sigilosamente sobre el buey. El buey partió sin darse cuenta de eso. La rata se quedó dormida sobre el lomo del buey que avanzaba entre la oscuridad de la noche.

Al estar a punto de amanecer, el buey llegó al palacio del Dios diciendo ¡Por fin he llegado! Pero cuando entraba en el palacio, la rata saltó desde su lomo diciendo ¡Soy el primero! Es por eso por lo que la rata es el primer animal del horóscopo chino y el segundo es el buey. Después fueron llegando los demás animales uno tras otro: el tigre que corre muy rápido, el conejo que llegó saltando, el dragón que llegó volando, la serpiente que llegó arrastrándose entre la hierba, el caballo que llegó adelantando a otros animales, la cabra que llegó persiguiendo al caballo, el mono de mal genio, el gallo que llegó para intervenir en el conflicto entre el mono y el perro, y finalmente el jabalí que llegó apresurado. Ya habían llegado 12 animales por lo que el Dios decidió asignar a estos animales como representantes de cada año tal y como lo había prometido.  

A tempranas horas del día siguiente, el gato llegó al palacio del Dios para saludarlo creyendo en lo que le había dicho la rata no pudiéndose ser representante de ningún año, es desde entonces que el gato se convirtió en enemigo de la rata y hasta hoy la persigue.