Print

Chequeo médico obligatorio para trabajadores

Por: | en: Temas Laborales | el: | Imprimir



El artículo 66 de la Ley de Seguridad e Higiene Laboral estipula que el empleador debe velar por la salud de los trabajadores y por ende tiene la obligación de realizar y asumir los costos de los exámenes médicos al inicio de la contratación y los que se realizan una vez al año (en parte son subsidiados por el Estado). Son controles básicos llamados "ippan kenko shindan” que incluyen radiografía de tórax, análisis de sangre (GOT, GPT, y-GTP, LDL y HDL colesterol, etc.), presión arterial, examen de orina, electrocardiograma, entre otros. Cuando trabajan en tareas con determinadas sustancias o ambientes tóxicos, las exigencias son mayores y eso también está establecido por esta ley y sus reglamentos. Además, los que trabajan con ingredientes complejos, alimentos, elaboración de comidas, muchas veces tienen exámenes complementarios que el mismo gremio o asociación impone su realización. 

En cuanto a los exámenes específicos "tokutei kenshin” es más una directiva ministerial en donde el empleador debe facilitar que los trabajadores lo realicen. Los que son autónomos, amas de casa o están sin empleo fijo, pueden usar los programas municipales y realizar estos exámenes básicos a un costo muy razonable. Cabe aclarar que si un trabajador asegurado quiere realizar por iniciativa propia un chequeo médico fuera del programa municipal o de la obligatoriedad del empleador, debe pagar íntegramente el costo porque el seguro no contempla ninguna asignación, excepto si posteriormente se encuentra alguna anomalía en la salud.

Y en cuanto a los llamados "ningen doc” o exámenes médicos completos, cuyo costo oscila los 50.000 yenes y puede llegar a 150.000 ó 200.000 yenes si incluyen los exámenes del cerebro y otros más específicos, son las que permiten detectar preventivamente una gama muy amplia de enfermedades, pero es bajo responsabilidad total del interesado. Se debe pedir turno en un hospital que ofrece este tipo de programa preventivo con el debido equipamiento.

De todos modos, para el mantenimiento de la buena salud de toda la población en general, desde el mes de abril de 2008, ha entrado en vigencia un Programa de Examen y Prevención de Enfermedades relacionadas al Síndrome Metabólico que se aplica a todos los que cumplen los 40 años de edad hasta los 74 años. Los análisis de sangre y orina, radiografías, ecografías, electrocardiograma, oftalmoscopia, etc. buscan detectar los niveles de exceso o faltante de algún elemento para conocer si presentan algún síntoma del síndrome mencionado o están en una situación riesgosa. Los que son asalariados el empleador está obligado a facilitar la realización de este examen denominado "tokutei kenko shinsa” a través del seguro social "kenko hoken”. La Oficina de Seguro Social suele enviar un formulario para que el o los empleados puedan realizar de manera individual o grupal en cualesquiera de los establecimientos médicos estipulados. En general, la misma empresa coordina la fecha y el lugar para que sus empleados puedan realizar estos exámenes donde los ítems básicos son gratuitos y otros deben asumir parte del costo. Cuando salen los resultados suelen tener una entrevista con el médico a fin de seguir algún tratamiento o cambio de hábitos. Estos exámenes permiten detectar anomalías y evitar o prevenir enfermedades, por lo que el mismo Ministerio competente promueve su realización.

Las embarazadas, los pacientes que están internados más de 6 meses, los discapacitados, los que están en los geriátricos, etc. no están sujetos a este programa ni al chequeo básico.

Y los mayores de 40 años de edad, sean hombres o mujeres, la otra prioridad pública es evitar que fallezcan de cáncer o si lo padecen sean detectados tempranamente para extender la expectativa de vida o su total curación. Según las estadísticas, señalan que el 50% de los pacientes de cáncer logran curarse: estómago el 62%, intestino del 62 al 68%, de mama el 85%, de próstata 75%, de útero el 74%, etc.; siempre y cuando la detección haya sido en la etapa inicial y reciba un tratamiento adecuado. Es por eso que los exámenes preventivos mencionados pueden servir para detectar anomalías en los resultados de los análisis y en base a eso el médico puede recomendar la realización de exámenes específicos de cáncer (gan kensa o gan kenshin). Si son derivados por el médico dentro de un contexto de sospecha fundada los costos serán dentro del seguro de salud y el asegurado deberá pagar solo el 30% del monto total.

Sin embargo, cuando el asegurado, sea asalariado o autónomo, desea realizar estos exámenes por voluntad propia, tiene 2 opciones: (1) solicitar cupones gratuitos o subsidiados por el municipio o por algún programa público, o (2) ir al hospital donde se realizan esos exámenes pagando la suma total que varía de un establecimiento a otro. Cuando son subsidiados los valores varían según el órgano del que se trate por lo que puede variar de unos miles de yenes a 15.000 hasta 30.000 yenes o más. Depende también si está bajo una campaña patrocinada por el Estado o la Prefectura. 

Como dato de referencia, en la web de la Ciudad de Yokohama están los costos de algunos exámenes de cáncer y no superan los 3.200 yenes (http://www.city.yokohama.lg.jp/kenko/14594.html). En la misma ciudad, el Hospital municipal también tiene un calendario de exámenes de cáncer con sus propias tarifas que dentro de todo es bastante razonable para los que habitan en este distrito, pues los que son de otra ciudad deben pagar una suma complementaria. Lo usual es pedir turno previo.

http://www.city.yokohama.lg.jp/byoin/s-byouin/shinryobumon/bumon/34gankenshin/ 

También están los exámenes endoscópicos llamados "naishikyo kensa” para detectar cualquier anomalía en el estómago y en los intestinos. Son costosos pues si realizan los dos juntos pueden oscilar los 30.000 yenes, e incluso si detectan pólipos los extraen durante el examen. Se realizan en clínicas privadas especializadas y el interesado debe prepararse con antelación para esos exámenes (para el examen de intestinos debe tomar un laxante desde el día anterior para limpiar totalmente el órgano objeto del chequeo, por lo que es bastante tedioso). 

De todos modos, sea por los costos o por los temores emocionales el índice de exámenes de cáncer realizados por la población japonesa ronda del 25% al 30% y es muy bajo en las mujeres. El gobierno ha emprendido una campaña para ampliar al 50% a fin de reducir que más del 30% de las muertes producidas en un año sean por esta enfermedad. 

Y en cuanto a examen básico que debe realizar el empleador, en las grandes empresas es del 100% pero en pequeñas empresas con menos de 30 empleados ronda apenas el 30%.

Referencias (solo en japonés): Prevención enfermedades http://www.mhlw.go.jp/topics/bukyoku/kenkou/seikatu/

Medidas de Seguridad e Higiene para las diversas actividades: http://www.mhlw.go.jp/stf/seisakunitsuite/bunya/koyou_roudou/roudoukijun/gyousei/anzen/index.html

Chequeos subsidiados: http://www.mhlw.go.jp/bunya/shakaihosho/iryouseido01/info02a.html      Chequeos no subsidiados: http://medical-dock.com/index.html 

Chequeos prevención de cáncer: http://www.mhlw.go.jp/bunya/kenkou/gan11/       http://www.gankenshin50.go.jp/campaign_24/index.html 

Síndrome metabólico  http://www.uba.ar/extension/salud/difusion/nota41.php (español)

http://es.noticias.yahoo.com/una-epidemia-cáncer-amenaza-latinoamérica-alertan-expertos-021717771.html


Escrito por: Lic. Alberto Matsumoto