Diversidad dentro de la integración

Por: | en: Comunidad | el: | Imprimir Print



A finales de febrero pasado (2014.02.21) se realizó en Tokio el Workshop Internacional organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón y la Organización Internacional de Migraciones (IOM), con el apoyo de CLAIR-Consejo de las Autoridades Locales para las Relaciones Internacionales y del Distrito Municipal de Meguro, Tokio. Además de las autoridades invitadas estuvo presente durante toda la sesión la primera mujer Directora General de Asuntos Consulares, Mari MIYOSHI, quien como anfitriona ha escuchado con atención las diversas exposiciones y reflexiones de los especialistas del exterior y de Japón (panelistas). 

El Prof. Han Entzinger, de Erasmus University Rotterdam (Holanda), no dejó de pasar por alto en base a la experiencia multicultural de los países europeos que han recibido millones de migrantes extranjeros que sin el aprendizaje del idioma del país receptor no es posible la integración social, el desarrollo laboral y el ascenso social de sus descendientes, sean nacidos allí o traídos del país de origen. A pesar de que el día anterior visitó una escuela primaria de Meguro y la Asociación Internacional de Nakano-Ku donde imparten clases de apoyo de japonés para los niños y jóvenes extranjeros, como suelen hacer muchos municipios, recalcó la importancia de que los Estados deben asumir la responsabilidad de integrarlos al sistema educativo obligatorio, incluso con penalización de perder el visado de residencia para aquellos padres que nieguen enviar a sus hijos a las escuelas oficiales. En varios países de Europa se están incorporando medidas más contundentes para la integración porque el multiculturalismo de los ’90 no ha dado los resultados esperados. Sin embargo, ha recalcado que la diversidad de los extranjeros, por sus valores y costumbres, por sus tradiciones e idioma, religión y pensamientos, pueden ser valores agregados muy importantes para este mundo globalizado que exige lidiar con lo imprevisto y resolver problemas complejos, sea en la sociedad local como internacional.

 Hizo hincapié en que la diversidad debe transformarse en algo apreciable por la sociedad local y que para eso se requiere de mucho esfuerzo de los inmigrantes y de sus hijos. Las exposiciones de la joven coreana Ai FUKUDA (ya naturalizada) que llegó a los 12 años y ahora enfermera de un importante hospital de Tokio y del nikkei brasileño Rodrigo IGI que llegó a los 10 años y ahora es profesor de la Escuela Secundaria Homi de Toyota han conmovido al público presente porque son ejemplos de tenacidad y el resultado del esfuerzo conjunto de la familia y apoyo de la sociedad local. Superaron incomprensiones, incertidumbres, enfermedades y actos discriminatorios, pero ambos, hoy, agradecen esos desafío que tuvieron que asumieron porque cada tropiezo se transformó en una oportunidad para llegar a lo que son ahora. 

Sus padres, con sus limitaciones, supieron darle cariño y comprensión pero también canalizaron bien los apoyos de los maestros y vecinos japoneses que les brindaron orientación y ánimo.

En poco más de 15 años lograron un salto cualitativo del cual sus padres se enorgullecen y tanto Ai como Rodrigo quieren ofrecer su diversidad y su experiencia para el bien de esta sociedad. 

Por suerte, Japón más allá de la necesidad de requerir más extranjeros para paliar la baja natalidad y el aumento de personas mayores, lo que más requiere ahora son jóvenes con capacidad para "gestionar la diversidad”, como suelen definir los expertos europeos.

Siempre señalo la importancia de que aprendiendo el idioma, las costumbres y las conductas de los japoneses se puede recibir y dar mucho más. 

En ningún país del mundo es fácil la integración de los extranjeros y que sus hijos logren roles y responsabilidades que sean reconocidos por la gran mayoría, pero en la medida que se integren y sepan comprender el modus operandi de los japoneses podrán capitalizar mucho más las diferencias y su diversidad, algo que indefectiblemente Japón necesita.

En este seminario internacional estuvieron también presente dos profesores japoneses, la cónsul de Filipinas y un alto ejecutivo de la firma Lawson, cuya empresa cuando contrata a los graduados universitarios el 30% son extranjeros, sean de grado o de posgrado. Son jóvenes que han venido a estudiar del exterior y algunos son hijos de familias extranjeras radicadas en Japón. Para ellos también ha sido un enorme desafío incorporar este tipo de recursos humanos "globales” pues deben probar diversas modalidades de gestión de personal para que las particularidades de cada persona se refleje en mejores beneficios de los consumidores y de la misma empresa.

 

Artículo escrito por: Lic. Alberto Matsumoto

www.ideamatsu.com





tu nombre*

correo electronico*

comentarios*

validador*
 









Fiesta Peruana Kobe 2019/ 第11回 フィエスタペルアナ神戸2019




  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse