Fin de la era Heisei

Por: | en: Japónica y Turismo | el: | Imprimir Print



En una ceremonia llena de ritos sintoístas, Japón está a la espera del término de la era Heisei con la abdicación del emperador Akihito. Hoy concluirá la era Heisei y comenzará la era Reiwa. Naruhito recibirá de forma oficial los atributos del soberano: la sagrada espada Kusanagi, una joya de jade y un emblemático espejo que podría tener más de 1000 años de antigüedad.
 
En éstas últimas semanas empezaron los ritos en el Templo de Amaterasu, un lugar histórico en la descendencia de la realeza del Imperio del Crisantemo. La monarquía japonesa es considerada la monarquía hereditaria más antigua del mundo que ha reinado ininterrumpida-mente, extendiéndose en el tiempo.
 
Como muchas otras antiguas monarquías, los emperadores de Japón hacían remontar su ascendencia a una fuente divina, aunque podría decirse que existen ciertas diferencias entre la divinidad del emperador japonés y las de otros reyes que también proclamaban su divinidad.
 
Cabe mencionar que Amaterasu es una importante diosa de la religión Shinto. Aunque es considerada principalmente una diosa del sol, también se cree que era la reina del Takama No Hara (la Alta Llanura del Cielo), que es el Reino de los kami o espíritus. Esta diosa también ha sido identificada como el antepasado clave de todos los emperadores del Japón.
 
Izanami e Izanagi recibieron la orden de poner orden en La Tierra. Aceptaron la responsabilidad y obtuvieron una lanza sagrada llamada Amanobuko (天沼矛, lanza del cielo y el mar) que les ayudaría a cumplir su misión. Viajaron juntos por el cielo hasta llegar a un puente flotante cercano a la Tierra. Se asomaron y removieron el agua del mar con la punta de la lanza, al sacarla las gotas de agua salada que quedaron en la punta se condensaron creando la primera isla de Japón llamada Awajishima (淡路島). Utilizando la misma lanza siguieron con su trabajo de creación dando lugar a Honshu, Shikoku y Kyushu y el resto de las islas de Japón. También crearon bosques, montañas y ríos. Izanami e Izanagi construyeron su casa en Awajishima y se casaron. Para concluir el encargo que les habían encomendado tuvieron muchos hijos que deberían de seguir con la creación y cuidado de Japón: el Dios del Viento, la Diosa de la Luna, la Diosa del Mar, el Dios de los bosques, el Dios de las Montañas y Amaterasu, la Diosa del Sol.
 
Según la religión Sintoneista, Amaterasu tuvo un nieto llamado Ninigi-no-Mikoto, quien se convertiría en rey del mundo terrenal como su padre Ama-no-Oshiho-mimia y a quien le entregó tres objetos mágicos para ayudarle en su tarea, estos regalos fueron Yasakani (una joya o perlas), Yata (un espejo) y Kusanagi (una espada); elementos que terminaron siendo conocidos como patrimonio imperial de Japón. 
 
Cuentan que Jimmu, el primer emperador de Japón y bisnieto de la Diosa del Sol Amaterasu, fue el primer ser humano con sangre de Dioses, del cual el emperador Akihito es descendiente directo.
 
Hace 2025 años, el décimo primer emperador de Japón confió a su hija Yamatohime la misión de encontrar un lugar permanente para la adoración de Amaterasu, la Diosa del Sol. Cuenta la leyenda que Yamatohime anduvo 20 años viajando por Japón sin encontrar un emplazamiento adecuado hasta que escuchó la voz de la Diosa Amaterasu mientras se paseaba por la ribera de un río que se abría paso por los bosques de Ise. La Diosa Amaterasu le manifestó a Yamatohime su deseo de querer vivir allí para siempre, junto al fluir del agua del río, sintiendo la protección de los árboles y contemplando la inmensidad del mar. Su deseo fue concedido y allí se construyó en su honor el templo sintoísta de Ise, considerado hoy en día como el templo sintoísta más importante de Japón.
 
Según la leyenda hoy todos los dioses se unirán en el Santuario de Amaterasu (Ise-jingu) Mié Ken en el santuario Shinto más importante de Japón y de la monarquía japonesa. 
 
Mañana primero de mayo comenzará la era Reiwa, cuando el príncipe heredero Naruhito suba al trono. En japonés, los nombres de las eras se conocen como "gengo" y en los últimos 150 años, las eras habían comenzado con la asunción de un nuevo emperador y terminaban con su muerte; sin embargo, en esta ocasión es diferente ya que el emperador abdica. 
 











Resumen de la Fiesta Peruana Kobe 2019




  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse