Por: | en: Educación | el: | Imprimir Print


El español José Luis Villardel reside hace 6 años en Japón, ha logrado gracias a su esfuerzo y dedicación alcanzar un alto nivel del idioma japonés. Actualmente se desempeña como profesor de español, locutor en dos radios japonesas y presta servicios de traducción e interpretación. Conversamos con él a fin de conocer sobre su experiencia en el aprendizaje del idioma.

¿Cómo aprendiste el idioma japonés?
Estuve 3 meses en una escuela y unos pocos meses más con un profesor privado pero los dejé porque eran caros y no aprendía. Así empezó mi odisea con el estudio por mi propia cuenta, me compré unos libros de gramática y ejercicios con kanji, me dediqué a estudiar durante dos años en los que conocí a unos 6 amigos japoneses, con ellos practicaba, además me inscribí en una lista de intercambio de idioma y contactos por Internet. En el 2002 no habían redes sociales y el intercambio era puramente con email, sin embargo, aprendí mucho y pude mantener la motivación. En el 2004 aprobé el Kanji Nouryoku Shiken, 1er nivel y en el 2005 entré en la escuela YMCA para perfeccionar.

¿Consideras necesario hablar japonés?
Por supuesto, a veces me pregunto cómo es posible que algunos extranjeros no sientan la necesidad de hablar japonés, pues lo veo imprescindible en los siguientes puntos:
  1. Acceso a la información, me resulta imprescindible leer kanji para acceder a la literatura, revistas, noti-cieros; normalmente las revistas o webs traducidas pierden su significado o las adaptan quitando lo esencial para que los extranjeros lo entiendan.
  2. Hacer amigos. La imagen que se tiene de los japoneses viene de no entenderlos lingüísticamente, ellos tampoco se saben expresar pues el japonés tiene palabras con significado intraducible, tratamientos de respeto que no existen en español ni en inglés. Hablar japonés significa entender cómo piensan y se comportan los japoneses, si hablas japonés y respondes a lo que "ellos” esperan (por ejemplo, un Otsukaresama, hablar del tiempo para saludar o sumimasen en casi todo), te convierten en UNO de ELLOS, te entienden y les entiendes; esa base sólida es esencial para construir cualquier relación de amistad, íntima o laboral.
  3. Ventaja en el trabajo. La empresa japonesa valora la personalidad y capacidad de funcionar en grupo y las habilidades o experiencias acumuladas. Estas son muy importantes pero el empleador es tan humano como los demás y le dará trabajo a alguien con quien simpatice y entienda. Aunque seamos muy simpáticos y alegres, no podremos expresarlo si no hablamos japonés.
  4. La vida cotidiana. El japonés es una barrera que se puede superar y lo que te espera al otro lado del muro es el paraíso, me siento tranquilo de ir al médico porque le entiendo, cuando busco en los periódicos por trabajo, etc. Todo esto sin depender de nadie para expresarme, esa sensación de independencia es muy satisfactoria y me da confianza en mí mismo. De alguna manera también me proporciona un medio para ayudar a otros que no entienden el idioma.
Por Roxana Ajipe Oshiro




tu nombre*

correo electronico*

comentarios*
You may use these HTML tags:<p> <u> <i> <b> <strong> <del> <code> <hr> <em> <ul> <li> <ol> <span> <div> <a> <img>

validador*
 









Alegre "Navidad Latina Kobe 2019"



  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse