Por: | en: Comunicados | el: | Imprimir Print


Estimados Compatriotas,

Al conmemorarse el  190º aniversario de la Independencia de nuestro país, es grato expresarles, en nombre del personal que labora en el Consulado General del Perú en Nagoya y en el mío propio, los más cordiales saludos y al mismo tiempo, hacer votos para que en esta ocasión tan especial, evoquemos a nuestros próceres y héroes que lucharon y obtuvieron la independencia de nuestra querida Patria; celebremos con nuestras familias y con todos los miembros de la comunidad peruana residente en Japón, tan importante fecha, renovando asimismo nuestros sentimientos de peruanidad.

Esta ocasión resulta, asimismo, especial para destacar el importante rol que desempeñan nuestros connacionales en el Japón, hacia sus comunidades locales y sus familiares residentes en el Perú, como parte del permanente esfuerzo que todos realizan por labrarse un mejor porvenir  personal y familiar.

Esta Oficina Consular reconoce y apoya el espíritu trabajador y emprendedor de nuestros connacionales residentes en la jurisdicción de Nagoya, quienes buscan, permanentemente, mejorar el bienestar de sus familias y procurar su constante superación en estas lejanas tierras. Es por ello que, con el propósito de lograr una participación más activa de nuestra comunidad en la economía y sociedad japonesas, el Consulado General del Perú en Nagoya realiza permanentes gestiones ante las autoridades locales, con el objeto de procurar una mejor oferta de empleo y de capacitación, en favor de nuestra comunidad, la mejora de servicios en lengua española en las oficinas de empleo y administraciones locales, promoviendo el espíritu emprendedor de nuestros compatriotas.

Los profundos cambios que afectan a la gran economía y los sucesos naturales ocurridos en este país, en marzo pasado, han impactado igualmente sobre el empleo y vida de nuestros compatriotas, en especial en la economía de muchas familias peruanas en este país. No obstante, la historia muestra como en situaciones de crisis económica, suelen surgir valiosas oportunidades que permiten a quienes las toman, alcanzar nuevos niveles de prosperidad cuando amaine la crisis y la economía muestre signos de recuperación. Me refiero concretamente a la mejora de las capacidades personales y colectivas de nuestros connacionales.

A ustedes hago una invocación a fin que piensen en el proyecto de vida que vienen llevando adelante actualmente, y lo adecuen a los nuevos tiempos, aprovechen los cursos en idioma japonés y de formación laboral que los gobiernos prefecturales y municipales de nuestra jurisdicción ofrecen; pero también incentiven a sus hijos a mejorar constantemente su desempeño escolar con miras a promover su ingreso a carreras universitarias y alcanzar un mejor nivel de vida. Estas oportunidades que hoy se abren, deben ser vistas como el inicio de un nuevo camino de oportunidades laborales hasta ahora poco explotado.

El tema de las capacidades colectivas es igualmente importante; como siempre lo señalamos,  es necesario desarrollar el esfuerzo asociativo de nuestra comunidad en esta jurisdicción, a nivel local o regional. Recordemos que "La imagen del Perú en el exterior es, en gran medida, aquella que proyecta su comunidad”. Es por ello que siempre abogaremos porque nuestra comunidad se organice para proyectarse hacia la sociedad japonesa como un colectivo sólido, mostrando los valores de nuestro país y de su gente. 

Aprovecho la ocasión para dirigirme a nuestros jóvenes compatriotas, quienes conforman la segunda generación de peruanos en nuestra jurisdicción. La mayor parte de ustedes son el reflejo de la fusión de dos culturas y sus acciones en el futuro determinarán la imagen de nuestra comunidad, al igual que lo hicieron los descendientes de japoneses en el Perú. A ustedes, los más jóvenes, les pido que preserven la cultura, historia y valores de nuestro país en beneficio de las generaciones venideras. Ustedes asumirán en pocos años, la responsabilidad de fomentar un diálogo constructivo entre ambas culturas.

Apreciados compatriotas, la ocasión es propicia para instarlos a mantener el ánimo y el entusiasmo en alto; construyamos una comunidad basada en nuestros más importantes valores humanos y tradiciones culturales. Los peruanos hemos sido y somos capaces de emprender grandes obras por el bien de nuestro país.

En este 190º aniversario nacional, los invito a levantar nuestras voces y expresar con profunda con profunda emoción patriótica,

¡VIVA EL PERU!

Nagoya, 28 de julio de 2011
Gustavo Peña ChamotMinistro S.D.R.
Cónsul General del Perú en Nagoya




tu nombre*

correo electronico*

comentarios*
You may use these HTML tags:<p> <u> <i> <b> <strong> <del> <code> <hr> <em> <ul> <li> <ol> <span> <div> <a> <img>

validador*
 









Alegre "Navidad Latina Kobe 2019"



  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse