Por: | en: Actualidad | el: | Imprimir Print


En Japón cada año está representado por un animal  (ETO 干支) el cual es común ver en las tarjetas de Año Nuevo (nenganjyo).  En total son 12 los animales del zodiaco: rata (ne 子 ), buey (ushi 丑 ), tigre (tora 寅), conejo (usagi 卯 ), dragón (tatsu 辰), serpiente (mi 巳 ), caballo (uma 午 ), oveja (hitsuji 未 ), mono (saru 申 ), gallo (tori 酉 ), perro (inu 戌) y jabalí (i 亥).
El 2012 es el año del dragón, animal que se caracteriza por ser: generoso, honesto, lleno de vitalidad y entusiasmo; y que puede ser tan tranquilo como agresivo. Se dice que las personas adoptan el carácter del animal que corresponde a su año de nacimiento. El 2012 es el año de las personas que cumplen: 12, 24, 36, 48, 60, 72, y así sucesivamente. Las personas nacidas bajo este signo son consideradas nobles, sabias y creativas, sociables, tolerantes y comprensivas.
En China, los dragones se asocian con la fuerza, la salud, la armonía y la buena suerte. Son colocados en puertas y tejados para desterrar a los demonios y espíritus malignos. En las culturas milenarias orientales, es considerado un animal de buena suerte. En la antigua China era considerado guardián de los tesoros y de la sabiduría.
Los chinos consideran que el año del Dragón es un año que trae fortuna y felicidad, propicio para casarse, tener hijos e iniciar un buen negocio. Se cree que en este año a las empresas les va bien y a las personas les cuesta menos esfuerzo ganar el dinero para su sustento.

Leyenda de los doce signos del Zodiaco Chino (jyunishi 十二支)
Cuentan que en un fin de año, Dios convocó a todos los animales para decidir cuáles formarían parte del zodiaco, y que se decidirían de acuerdo al orden de llegada, entonces muchos animales empezaron a caminar hacia donde se encontraba Dios. El buey, partió desde muy temprano para llegar primero pero quien lo hizo fue el ratón que venía sobre su espalda y que al llegar ante Dios dio un salto hacia adelante. Después llegó el tigre, luego el conejo, y así sucesivamente.
La leyenda cuenta que el ratón y el gato eran muy amigos, pero que el ratón engañó al gato haciéndole cree que el día para presentarse ante Dios sería un día después del indicado. Cuando el gato se dio cuenta del engaño, se convirtió en enemigo del ratón y es por eso que hasta hoy lo persigue.

Por: Roxana A. Oshiro










Alegre "Navidad Latina Kobe 2019"



  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse