Por: | en: Actualidad | el: | Imprimir Print


En el tercer aniversario de la triste tragedia del Noreste de Japón, no podemos sino dedicar un respetuoso y cariñoso recuerdo a las víctimas que tanto nos han enseñado. El poeta Kenji Miyazawa (1896-1933) ya hizo en su día un homenaje al carácter sufrido y estoico de las gentes de su pueblo natal, Iwate. El poema, cuya esencia traduzco a continuación de forma libre, fue encontrado en una de sus libretas después de su muerte. Escrito casi íntegramente en katakana, produce un fuerte efecto en japonés.

"No dejarse amilanar por la lluvia, ni por el viento, ni por la nieve ni por el calor del verano. 


Con un cuerpo fuerte, sin sucumbir al deseo, nunca sentir ira, siempre sonreír en silencio.

Cuatro cuencos de arroz al día, miso y algunas verduras.

Poner siempre al otro antes que a uno mismo; observar, escuchar, comprender. Y no olvidar nunca.

Estar en una pequeña cabaña a la sombra de los bosques de pinos.

Si en el este hay un niño enfermo, ir allí y cuidarlo. 

Si en el oeste hay una madre cansada, ir allí y aliviar su carga. 

Si en el sur hay alguien muriendo, ir allí y decirle que no sienta miedo. 

Si en el norte hay una disputa, ir allí y decirles que

abandonen, que no merece la pena.

Cuando acecha la sequía, derramar lágrimas de solidaridad.

Vagabundear cuando el verano es frío,

siendo considerado un donnadie.

Sin que nadie te alabe,

sin que nadie te reproche nada.

Ese es el tipo de persona que quiero ser yo.”

 

El tipo de persona del Noreste de Japón. En este país, la tierra y el mar vencen a veces, como sucedió en marzo de 2011. Cada cierto tiempo, a aquel pueblo no le queda más remedio que admitir la superioridad del océano. Pero su reverencia no incluye sumisión: el mar se lo puede llevar todo, menos su dignidad, su generosidad, su realismo espiritual y su estoicismo. Sobre estos pilares se reconstruyen los pueblos. Esta vez, de nuevo, perdió la batalla el tsunami. Esta vez, de nuevo, los triunfadores son los habitantes de aquella tierra admirable, que vuelven a mirar al mar con esperanza de recuperar su amistad y las maravillosas riquezas que tan bien saben aprovechar ellos, que trabajan por su futuro con tesón e inteligencia. Ese es el tipo de persona que quiero ser yo.



Por: Montserrat Sanz Yagüe - Lic. en Filología Inglesa por la U.C. de Madrid. Dra. en Lingüística y Ciencias del

Cerebro y Cognitivas Univ. Rochester EE.UU. Catedrática en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kobe

 

Fotografía del Facebook de la ciudad de Rikuzentakata, Iwate ken.

https://www.facebook.com/RikuzentakataCity





tu nombre*

correo electronico*

comentarios*
You may use these HTML tags:<p> <u> <i> <b> <strong> <del> <code> <hr> <em> <ul> <li> <ol> <span> <div> <a> <img>

validador*
 









Alegre "Navidad Latina Kobe 2019"



  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse