Print
Por: | en: Salud | el: | Imprimir


La influenza, enfermedad viral que afecta las vías respiratorias, causa muchas muertes cada año. Los virus se propagan muy fácilmente, sobre todo en invierno, por lo que también se le conoce como influenza de temporada o estacional.


El virus de la influenza

Existen tres tipos o cepas principales de virus (A, B y C), que a su vez se dividen en múltiples subtipos. Los virus de la influenza mutan (se transforman) rápidamente y pueden intercambiar información genética con virus comunes en animales como aves o cerdos. Esto lleva a la aparición de nuevos tipos de virus para los cuales el ser humano aún no ha desarrollado inmunidad. Al esparcirse por diferentes países, los nuevos tipos de virus causan pandemias de influenza.


Vacunación anual

Los científicos investigan permanentemente para determinar los virus que serán más comunes cada año y consideran los virus que aparecieron el último año para producir las vacunas adecuadas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda los tipos y cepas de vacunas que se deben aplicar cada año y cada país decide que vacunas aplicará siguiendo esas recomendaciones y considerando sus necesidades.


¿Quiénes deben vacunarse? 

Las personas más propensas a sufrir complicaciones:

- Personas mayores de 65 años y personas que viven en centros de atención para personas mayores.

- Personas que tienen afecciones médicas crónicas (asma, diabetes, enfermedades cardíacas, renales y hepáticas, accidentes cerebrovasculares, VIH, cáncer, anemia drepanocítica, hemoglobinopatías, etc.).

- Quienes viven con enfermos crónicos.

- Personas que reciben tratamiento prolongado con esteroides.

- Mujeres embarazadas o que planean embarazarse en la temporada de influenza (la influenza durante el embarazo es muy peligrosa, la vacuna es segura durante el embarazo, lo mejor es vacunarse)

- Niños menores de 5 años (especialmente los menores de 2 años)

- Trabajadores de salud y las personas que viven con ellos.


¿Quiénes no deben vacunarse?

- Personas que sufren alergia severa al huevo (la vacuna se fabrica con proteína de huevo) o que han sufrido reacciones alérgicas a la vacuna anteriormente.


Complicaciones:

La mayoría de las personas no presenta efectos secundarios derivados de la vacuna antigripal. Se puede presentar inflamación en el lugar de la inyección o dolores leves y febrícula durante varios días.

La vacuna se viene aplicando desde el mes de octubre en clínicas y hospitales, procure vacunarse cuanto antes, la vacuna protege después de las 2 semanas de ser aplicada. El Ministerio de Salud recomienda una sola dosis, si desea aplicarse una segunda dosis, será bajo su responsabilidad. En la mayoría de clínicas no se necesita pagar la consulta, solo la vacuna; puede o no ser necesario hacer cita. El seguro médico no cubre el costo de la vacuna que oscila entre 2,000 y 3,000 yenes, dependiendo de la prefectura.

 

Por: Lourdes Herrera Cadillo

Lic. En Obstetricia U.N.M. San Marcos (Lima, Perú)

Maestría y Doctorado en Ciencias de la salud Universidad de Hiroshima. Profesora Asociada, Escuela Universitaria de Enfermería Internacional, Cruz Roja Japonesa, Kyushu.