Por: | en: Salud | el: | Imprimir Print


Dr. Ortega, días atrás una página web japonesa informaba que la vacuna contra el cáncer del cuello uterino habría sido anulada por el gobierno porque se habrían presentado casos de pacientes que reportaron efectos secundarios, le pedimos que nos oriente sobre este tema.

Empezaré explicando que esta vacuna es contra el virus papiloma humano, un virus que tiene más de cien tipos, de los cuales cerca de 50 afectan las zonas genitales de las personas, se ha demostrado que unos 20 de ellos están ligados al cáncer. Normalmente, si el virus papiloma humano entra al cuerpo es eliminado en unos meses o en un par de años, pero cuando se queda es persistente y si es uno de los tipos ligados al cáncer es 100% probable que produzca cáncer. Los tipos de virus papiloma ligados al cáncer más frecuentes y que producen el 72% de este son el Nro. 16 y 18. Existen también otros tipos que llegan al 100% como el 33, 32, 45, 58, 31, etc. Debido a que los virus de papiloma humano 16 y 18 eran los más incidentes en casos de cáncer hace 10 años se decidió hacer vacunas para su prevención, para ello se comprometieron muchos laboratorios y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cabe señalar que el cáncer de cuello uterino en las mujeres ha aumentado hasta 250,000 casos al año y sigue siendo la primera causa de muerte de cáncer ginecológico en Latinoamérica, África, países asiáticos y árabes. Este cáncer no afecta tanto a mujeres de raza blanca a quienes en más común el cáncer de mamas; en cambio el cáncer de cuello uterino, tiene que ver con ciertas razas o etnias, grupos sociales o económicos; uno de los factores es el tema del diagnóstico ya que con una simple prueba Papanicolaou se puede determinar la existencia de cáncer o se orienta a quienes podrían tener cambios en la células del cuello uterino, esta prueba de Papanicolaou no es tan común en países en desarrollo.


¿A quiénes se debe poner la vacuna?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la recomienda a niñas de 9 a 13 años, pero en países como EEUU la recomiendan de 9 a 25 ó 26 años y en Australia hasta los 45 años. La idea es poner la vacuna a personas que no han tenido relaciones sexuales y debido a que hay países donde la cultura sexual o libertades sexuales empiezan muy temprano, la única forma de prevenir es poner la vacuna desde muy niñas. Actualmente hay más de 50 países que han adoptado este tipo de vacunaciones entre ellos Japón, Perú y muchos países como Canadá que ha llegado a vacunar al 85% de su población adolescente, al igual que el Reino Unido. La OMS ha dado cobertura a Uganda, Ruanda o países africanos, donde no solo es un problema de mortalidad sino también de costos económicos, es decir, darle tratamiento con cáncer a una persona sale mucho más caro que ponerle una vacuna. Tal vez los resultados de estas medidas, no se vean ahora pero dentro de una, dos o tres décadas si se verán.


¿Es verdad que se han presentado casos de pacientes que reportaron efectos secundarios?

Exactamente en junio del 2013, se habían puesto en Japón alrededor de 8’3000,000 vacunas y de ellos se reportaron 1,968 casos de personas con dolores en las articulaciones, cuerpo y dificultad para caminar; de los cuales 106 fueron reportados como graves con dolores intensos que no dejaban ni caminar al paciente. Frente a esto, el Ministerio de Salud decidió iniciar una investigación y no ha prohibido la vacuna pero ha pedido a las municipalidades, centros médicos y médicos que se abstengan de recomendar la vacuna, pero si el paciente la pide, se le puede poner. No se ha eliminado la vacuna, sino quitado la recomendación para que el gobierno tenga tiempo de realizar la investigación y determinar si los casos reportados estaban ligados a la vacuna o no.

Como médico puedo decirles, si comparamos los 106 casos graves supuestamente vinculados a la vacuna en mención con otras vacunas como la de la influenza o la de la Polio que se pone a todos los niños, veremos que reportan una reacción adversa o efecto secundario de 2.1 casos por un millón; mientras que la vacuna del cáncer del cuello uterino vendría a ser 12 casos por un millón, esta diferencia es la que alarmó al gobierno. Cabe mencionar que hay otra vacuna que se pone hace muchísimos años en Japón que es para la encefalitis japonesa, dicha vacuna tiene 26 casos por millón, es decir el doble de casos pero se sigue poniendo, no se ha quitado del calendario de vacunación japonesa. 


¿Como médico cree que es conveniente colocarse la vacuna o no lo es?

Como médico les digo, si existe una vacuna que nos puede librar de un cáncer que tarde o temprano nos puede matar, creo que vale la pena vacunarse. Tengamos en cuenta que actualmente el mundo está libre de enfermedades graves como la polio porque todo el mundo se vacuna.

Además, creo que es importante que sepan que el gobierno de Japón tiene una ley preventiva de vacunación que establece que si una persona o un niño se vacuna dentro del calendario oficial de vacunación japonesa y tiene alguna reacción adversa o efecto secundario por la vacuna, el gobierno está en la obligación de pagar los gastos médicos y dar al niño o adolescente un dinero anual y beneficios de por vida; y si el paciente muere debe pagar una fuerte cantidad de dinero. Si el paciente no se vacuna en la fecha indicada no está cubierto con ésta ley pero en estos casos, el gobierno pide al laboratorio cubrir los costos.

Muchos municipios en Japón han entendido que el beneficio de la vacuna es muy grande porque evita que las personas contraigan una infección que a futuro puede quitarles la vida, motivo por el cual, si son niñas, se la pone gratis. Si son adolescentes y se demuestra que no están infectadas del virus papiloma, el costo de la vacuna oscila entre 16,000 y 18,000 yenes, depende de cada clínica u hospital.


¿Cuántas dosis son y a qué edad de debe poner en Japón?

Se debe poner tres dosis en un plazo de seis meses, entre la primera y segunda vacuna se debe establecer un periodo de un mes y la tercera dosis a los seis meses. La edad en Japón para la vacuna es entre los 9 y 25 años.


¿Alguna recomendación final?

El virus papiloma solo se trasmite por relaciones sexuales, por eso es importante en casa la conversación, la comunicación padres-hijo sobre los temas de sexo, estos no deben ser un tabú, tienen que ser conversados abiertamente y explicados sobretodo a las niñas preferentemente por las madres. No sólo el cáncer de cuello uterino puede producir el virus papiloma humano aunque es lo más frecuente, también puede producir cáncer de vagina o de vulva; en los hombres puede producir cáncer de pene o de ano por ello en países como EE.UU. vacunan también a los niños varones porque pueden ser portadores. Modestamente, mi recomendación es que usen las vacunas.

 

Resumen de una entrevista realizada al Dr. Raúl Ortega en nuestro programa radial "Salsa Latina”.






tu nombre*

correo electronico*

comentarios*
You may use these HTML tags:<p> <u> <i> <b> <strong> <del> <code> <hr> <em> <ul> <li> <ol> <span> <div> <a> <img>

validador*
 









Alegre "Navidad Latina Kobe 2019"



  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse