Por: | en: Japónica y Turismo | el: | Imprimir Print


Existen sensaciones únicas en este mundo, sensaciones para las cuales las palabras no son su cientes, en lugares en donde el miedo y el coraje se mezclan, dejando solo una sonrisa y un corazón latiendo a mil por hora. Con ambos pies al borde de la nada, algunos nos dejamos caer, otros nos lanzamos al vacío, pero el resultado es el mismo, una sobrecarga de adrenalina que recorre cada milímetro de nuestro cuerpo.

Es llamado en inglés Bungy Jump (Salto de bungy) y en Japón se le denomina Banjee jyanpu (バンジージャンプ). Este deporte extremo nació hace varios cientos de años y tiene sus inicios en Oceanía, donde desde una torre de cañas, de alrededor unos 25 metros de altura, los jóvenes, con una soga de vid atada a los tobillos, se convertían en hombres mediante un salto de coraje, un salto de Fe.

El salto conlleva cierto nivel de peligro, pero sin él no habría adrenalina. Las medidas de seguridad son muy altas, y si no se posee ningún problema cardiaco o algún otro impedimento estipulado según las normas de seguridad, cualquier persona a partir de los 15 años puede arriesgarse a una experiencia inolvidable. En Japón existen 4 lugares donde realizar esta actividad.

Salto de Minakami: En el distrito de Gunma, un salto de 42 metros sobre el río Tonegawa, es el más corto de los 4 salto y es perfecto para aquellos que recién empiezan en este tipo de actividades. Además, se pueden realizar otras actividades como canotaje, bicicleta de montaña y tándem en parapente.

Salto de Sarugakyo: También situado en el distrito de Gunma, el salto se realiza sobre las hermosas aguas del rio Yujimi y rodeado de un espeso bosque. Es uno de los mejores escenarios para hacer bungy en Japón y cuenta con una altura de 62 metros.
Salto de Ryujin: El puente de Ryujin tiene 375 metros de altura y es considerado el puente de suspensión más alto de Japón. El salto es de 100 metros en caída y es también el de mayor longitud. Este se encuentra en el distrito de Ibaraki.

Salto de Itsuki: Inaugurado el 5 de Julio de este año, cuenta con 2 saltos. Ichobashi con 77 metros de altura y Kobaebashi con 66 metros.
Para aquellos que aman la adrenalina, desean enfrentarse a sus miedos o simplemente intentar algo nuevo, Bungy es una actividad que quedará grabada por siempre en cada célula de su ser. 

 

Por: Augusto J. Oshiro Pinedo 











Alegre "Navidad Latina Kobe 2019"



  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse