Por: | en: Hogar | el: | Imprimir Print


Cuando comienza la temporada de lluvias, continúan los días en que la humedad alcanza el 80% o más y existe la posibilidad de que en casa se reproduzcan moho (kabiカビ) y ácaros (dani ダニ). En esta oportunidad les daré algunas recomendaciones para poder pasar cómodamente la temporada de lluvias.

Cuide la ventilación:
La ventilación es básica para contrarrestar la humedad. Los lugares donde la humedad tiende a acumularse son: baño, lavabo, cocina, detrás de la cómoda del dormitorio, armarios, cortinas de las ventanas, habitación ubicada hacia el norte de la vivienda, etc. Aproveche los días soleados y ventile a menudo de la siguiente manera:
- Abrir dos ventanas, una para la entrada y otra para la salida de aire.
- Mantener abiertas las puertas de la habitación y las puertas corredizas del armario.
- No colocar nada que bloquee el flujo de aire.
- Mantener las ventanas abiertas durante al menos 3 horas para una buena ventilación.
- Dejar prendido el ventilador del baño más de 1 hora. 

Cuidado con el moho (kabiカビ)
El moho se produce en lugares donde se acumulan el aire y gotas de agua en las ventanas o en las paredes. A medida que aumenta la temperatura, la fertilidad del moho también aumenta. Revise alrededor de su casa una vez más y elimine completamente el moho.

Condiciones que facilitan la reproducción del moho:
- Temperatura alrededor de 20 a 30℃
- 80% de humedad.
- Suciedad y polvo.

¿Cómo eliminar y esterilizar el moho?
El moho flota constantemente en el aire, por lo que la eliminación debe realizarse lavando y esterilizando. Por ejemplo: Si es posible, lave la cortina una vez al mes, al menos cuatro veces al año. Si lava la cortina, debe secarla bien y luego colocar en el riel de la cortina y pulverizar con spray de etano para desinfectarla, así podrá suprimir la producción del moho.

Cuidado con la intoxicación alimentaria:
Durante la temporada de lluvias, aumentan tanto la humedad como la temperatura y las bacterias suelen aparecer en los utensilios de cocina tales como: esponjas para lavar platos, toallas, fregaderos, tablas de picar y la parte inferior de la caja de verduras del refrigerador, etc. Como medidas para prevenir la propagación de bacterias que causan intoxicación alimentaria deben tener cuidado en los siguientes tres puntos: 
1) Higiene: Lávese las manos antes de tocar los alimentos. Cambie a menudo las toallas que usa para limpiar sus manos. Los alimentos deben dejarse en la refrigeradora hasta justo antes de cocinarse. Los utensilios de cocina se deben lavar para cada alimento. Las bacterias pueden acumularse en las tablas de picar, así que asegúrese de esterilizarlas frecuentemente con agua hirviendo o con desinfectante.
2) Mantener la cocina ordenada y limpia: Si deja los platos y utensilios sucios, las bacterias se propagarán en ellos, lávelos lo antes posible después de comer. Además, asegúrese de guardar de inmediato en el refrigerador los alimentos que haya comprado. No deje la comida sobre la mesa durante mucho tiempo, envuelva la comida sobrante con un plástico de cocina (rappu ラップ) evitando que contenga aire y guárdela en el refrigerador.
3) Calentar: Calentar los alimentos es importante para prevenir una intoxicación alimenticia. Se dice que la mayoría de las bacterias en los alimentos se eliminan si se calientan durante 1 minuto o más y que la temperatura de la parte central de los alimentos debe ser de 75 grados o más. Incluso las comidas preparadas previamente o compradas en las tiendas o supermercados, se deben volver a calentar antes de consumir.
 
Por: Maki Kudoh
Imagen: Nexi Blog











Alegre "Navidad Latina Kobe 2019"



  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse