Print

Empleador, visado y trabajadores extranjeros

Por: | en: Temas Migratorios | el: | Imprimir



TENGO PROBLEMAS POR CONTRATAR PERSONAS SIN VISA DE TRABAJO:
Actualmente existe falta de personal en muchas industrias dentro de Japón, mientras que el número de extranjeros provenientes de diversos países que ingresan por diversos motivos a este país recibiendo diversos tipos de permisos de estadía (VISA), se incrementa. Existen más de 20 tipos de permisos para residir en este país autorizados por el ministerio de justicia mediante las oficinas de inmigración en todo el archipiélago japonés, pero es necesario considerar que no todos estos tipos de permisos permiten residir y trabajar a la vez.
 
EL VISADO NO NECESARIAMENTE ES UN PERMISO DE TRABAJO:
Se debe entender que el hecho de que un extranjero tenga el permiso para residir en Japón no necesariamente confirma que cuenta con autorización para poder trabajar dentro de este país. Si un extranjero no cuenta con el permiso de trabajo (acción remunerada económicamente)  y trabaja, está quebrando las leyes migratorias que regulan los permisos de visados, por lo cual dependiendo cual sea el caso, la empresa que contrató a dicho extranjero sin permiso de trabajo (aunque tenga una visa para residir), estaría también infringiendo las leyes migratorias por lo cual podrían ser penado, tanto el trabajador como el empleador, empezando desde el gerente de la empresa, afectando también al personal que trabaje para la empresa contratante. Las multas y procesos varían de acuerdo con los diversos detalles en que sucedieron los acontecimientos. En el caso de personas extranjeras que dirigen empresas, aun habiendo recibido la nacionalidad japonesa, si son demandadas podrían ser procesadas existiendo la posibilidad "por diversos motivos” de que le anulen o cancelen la nacionalidad y ser sometido a los procesos de deportación; por lo cual se podría afirmar que ningún extranjero en caso de infringir las leyes migratorias, está salvo de una posible deportación.
"Es momento de hacer conciencia sobre el hecho que debemos tratar de respetar al máximo el sistema administrativo y las leyes migratorias japonesas, ya que todo extranjero depende de ella”
En la actualidad venimos brindando servicios a diversos empresarios asesorándolos y esclareciéndoles detalles sobre el sistema administrativo internacional migratorio japonés y sus diferencias frente a nuestras culturas, donde encontramos casos que se repiten constantemente motivo por el cual me gustaría darles un pequeño ejemplo real de lo que podría suceder. 
 
IMPUESTOS Y VISA
Actualmente no es extraño ver a diversas empresas que llevan deudas de impuestos y vienen pagando en cuotas previamente acordadas, si este es el caso, es importante tener en cuenta que en el caso de que la empresa tuviera extranjeros en estado de ilegalidad (SIN PERMISO DE TRABAJO), la empresa podría sufrir una investigación profunda con lo cual se le decomisaría todo el sistema de pagos y computadoras obligando a detener el trabaja administrativo. Si esto sucediera en época en la que se deben realizar el pago de los salarios podría no poder realizarlos, no porque no quisieran pagar sino por que no cuentan con el personal y el sistema para realizarlo. Además, si el gerente no recibiera ayuda legal podría a causa de los diversos problemas dejar de pagar los impuestos, y si esto sucede, la oficina de impuestos podría retener todos los ingresos de la empresa a fin de cobrar lo que deben, lo cual podría dejar sin fondos para realizar los pagos correspondientes a sus trabajadores. En esta situación el gerente junto con los empleados podría sufrir graves problemas en diversas áreas.