Print
Por: Revista Latina | en: Educación | el: 28.02.15 | Imprimir


En la edición anterior señalé en resumidas cuentas que: "En Japón, la situación general es que el sistema educativo tampoco responde a las necesidades de cada ámbito productivo pero la formación general que tienen es mucho más aceptable que en otros países y los graduados universitarios – más de la mitad de la población joven – están mucho más dispuestos a trabajar en el rubro que fuere pues consideran que lo importante es trabajar que desarrollarse en su profesión o especialidad. Casi el 94% tienen asegurado su primer empleo, algo envidiable en el mundo. En este país, del total de graduados de la secundaria (koko) el 53% sigue alguna carrera universitaria y el 18% una carrera técnica de 2 ó 3 años. O sea el 70% tiene una formación superior”.

El nivel general de las universidades japonesas es mediocre porque muchas han flexibilizado el ingreso, el cursado y la graduación, por ende es innegable que los graduados  son subcalificados. Sin embargo, el Ministerio de Trabajo da cuenta que el 82.9% tiene asegurado el primer empleo al graduarse o sea tienen en "naitei” y de hecho el 93.9% de los que buscan trabajo tienen asegurado ese puesto de trabajo. 

En todo Japón hay unos 2.8 millones de estudiantes universitarios (2.5 en carreras de grado y el resto en carreras de 2 años) en 783 universidades, de los cuales unos 720.000 están en las públicas (86 Nacionales y 75 Prefecturales y Municipales) y 2,1 millones en las 591 universidades privadas. Al año egresan 558.000 estudiantes de las diferentes carreras de grado y si bien un 13% sigue un posgrado unos 390.000 entran al mundo laboral. 

La búsqueda de trabajo de los universitarios comienza a finales del tercer año de cursado vis-tiendo su traje negro con camisa blanca y un corba-ta no muy llamativa en los varones. Es una ardua tarea porque deben participar de foros de ofertas laborales, seminarios y los que tienen más suerte en reuniones de empresas porque vía internet lograron quedar en las "eliminatorias” o ser seleccionados para ir escalando hasta lograr o no la confirmación.

De los 2.5 millones que están en facultades, en cifras aproximadas unos 834.000 están en carreras de ciencias sociales, 388.000 en diversos rubros de la ingeniería, 371.000 en humanidades y letras, 302.000 en carreras relacionadas a la salud (54.000 en medicina y enfermería, 15.000 en dental, 75.000 en farmacia, etc.), 187.000 en educación, 80.000 en ciencias y 75.000 en agronomía, entre otras. De este total, 1.4 millón son varones y 1,1 millón mujeres. Un dato muy importante es que solo el 18% (447.000) están en universidades nacionales, 5% (128 mil) en las de la Prefectura o del Municipio y el 77% (casi 2 millones) en las privadas. Desde luego hay universidades privadas de mucho prestigio pero en líneas generales la públicas tienen mayor prestigio y peso relativo a la hora de buscar empleo, aunque desde luego incide también el perfil académico que pueda tener el graduado.

Del más de medio millón de graduados, 152.000 son de universidades de Tokio, 44.000 de Osaka, 35.000 de Kanagawa, 30.000 de Kyoto, etc.; esto es para tener una idea de la distribución geográfica. Como se ha señalado antes, no todos los graduados aspiran ubicarse en un empleo pero los datos señalan que el 75.5% busca emplearse y de este total un 82.9% logra el famoso "naitei” (confirmación de parte de la empresa para trabajar desde el mes de abril del año en que finaliza la carrera). De todos modos, las autoridades laborales dan cuenta que el 93.9% de los jóvenes consigue de manera inmediata un empleo al finalizar sus estudios por lo que cada año casi 400.000 jóvenes con "título universitario” ingresan al mundo laboral. Se aclara que estos títulos o licenciaturas no necesariamente forman "profesionales” en su rubro sino personas con cierta preparación general y un poco de especialización de lo que han estudiado. Solo un 13% sigue un posgrado para afinar sus conocimientos pero la gran mayoría se emplean en base a sus

preferencias y conveniencias viables de elegir.

Las estadísticas indican (ver cuadro adjunto) que de los 394.937 graduados, 67.819 ingresan al sector de la venta mayorista y minorista, 52.827 al de la salud y bienestar social, 45.862 al manufacturero (tanto fabril como administrativo), 33.490 al bancario y de seguros, etc. En este cuadro se puede apreciar también el rubro que han estudiado y por ejemplo es notorio que de los 11.005 graduados en agronomía 2.175 están en el sector manufacturero y 2.004 en ventas al por mayor y menor.

Este pragmatismo es positivo para no quedar desempleado al finalizar sus estudios y sea de una u otra manera logran hacer experiencia laboral y en ella pueden encontrar nuevas motivaciones para especializarse en sus preferencias o descubrir otras aptitudes, pero a la vez genera frustraciones que se reflejan en que más del 30% de estos graduados dejan su primer empleo en menos de 3 años (Ver cuadro, el 12.5% en el primer año, el 10% en el segundo año y el 8.5% en el tercer año). 

De todos modos, es importante que las familias latinas que tienen sus hijos en edad de la secundaria o ya están en alguna carrera universitaria compren-dan estas conductas de los jóvenes japoneses y la receptividad del mercado laboral.


Estadísticas oficiales-Referencias:

Graduados Universitarios: http://www.e-stat.go.jp/SG1/estat/List.do?bid=000001054435&cycode=0

Educación en gral.: http://www.e-stat.go.jp/SG1/estat/NewList.do?tid=000001011528

 

Por: Lic. Alberto Matsumoto

www.ideamatsu.com