La Salud y los Desastres

Por: | en: Salud | el: | Imprimir Print



El 18 de junio, un terremoto de magnitud 6.1 afectó Kansai. Casi el 18% de residentes extranjeros en Japón viven en dicha zona.Japón es frecuentemente afectado por desastres naturales. Terremotos (地震jishin) y temblores (揺れyure) de diversa intensidad ocurren casi diariamente. Los maremotos (tsunami) y lluvias torrenciales (大雨ooame) son causa de inundaciones (洪水kouzui) y deslizamientos (土砂崩れdoshakuzure・土砂災害doshasaigai). Los tifones (台風taifuu) o tormentas tropicales ocurren cada verano; mientras que las erupciones volcánicas (火山kazan噴火funka) pueden ocurrir en cualquier momento.
 
Aunque Japón cuenta con un excelente sistema de alerta y respuesta a los desastres, la economía, desarrollo y vida social del país se ven afectados por la magnitud y número de desastres, algunos de los cuales están considerados entre los 10 peores del siglo 21.
 
Salud antes y después de un desastre
Los desastres ponen en riesgo la salud y la vida de las personas. Entre los efectos a corto plazo están las heridas, lesiones, asfixia, etc. Si ha habido daños en los servicios de salud, al deterioro de la situación sanitaria se suman la falta de agua y desague que facilitan la presencia de infecciones tales como el cólera entre los que tienen que vivir hacinados en los lugares de refugio (避難所hinanjo) por tiempo prolongado. La escasez de alimentos afectará la nutrición si nos descuidamos. Por último, el comportamiento social y psicológico de las comunidades afectadas sufrirá alteraciones que incluyen el desplazamiento a otros lugares, estrés y otros problemas de salud mental no menos importantes. La separación de familiares y amigos, pérdida de bienes, pérdida de trabajo, inseguridad e incertidumbre afectan a hombres, mujeres y niños y son causa de violencia intrafamiliar (家庭内暴力kateinai bouryoku), depresión (うつ病 utsubyou), etc.Es recomendable que quienes viven en Japón se preparen para los desastres, sepan a donde ir y como mantenerse informados en caso de uno, participen en simulacros, se organicen y compartan información sobre como actuar en caso de desastres con familiares, amigos y vecinos.
 
Vulnerabilidad en caso de desastre (災害時saigaiji要援護 youengosha)
Según la Federación de la Cruz Roja Internacional, vulnerabilidad es la capacidad disminuida de una persona o un grupo de personas para anticiparse, hacer frente y resistir a los efectos de un peligro natural, y para recuperarse de los mismos. La vulnerabilidad casi siempre se asocia con la pobreza, los pobres sufren más en los desastres. En países más ricos, como Japón, la población posee mayor capacidad para resistir a los efectos de un peligro, está mejor protegida y dispone de sistemas de preparación y recuperación.Se considera vulnerables (要援護者youengosha) a los niños pequeños, mujeres embarazadas y madreslactantes, niños no acompañados,personas mayoressin apoyo familiar ypersonas discapacitadas.
 
Migración y vulnerabilidad
Los migrantes y refugiados son un grupo vulnerable y expuesto a un riesgo adicional en caso de desastres (OMS). La respuesta de muchos inmigrantes en Japón después del terremoto y tsunami de 2011 fue abandonar el país.
 
Prepararse para mantener la salud después de un desastre
Una encuesta realizada en 2012 en la comunidad latina en Japón reveló que 50% de los encuestados no había recibido nunca información sobre desastres. Sólo 52% había buscado información al respecto y sólo 20% conocía el sistema de refugios de Japón en caso de desastre. El mismo estudio reveló que las escuelas dan pautas para la preparación en caso de desastre. La preparación es la clave para responder a un desastre. Esté pendiente de las orientaciones ofrecidas en cada comunidad.
- Si tiene una enfermedad crónica (hipertensión, diabetes) o consume medicamentos regularmente, lllévelos en la mochila de emergencia.
- Si está embarazada o tiene niños pequeños, coloque una copia de su libreta de salud materno infantil (母子健康手帳boshikenkoutechou) en la mochila de emergencia.
- Infórmese para actuar según la necesidad. Si va a un refugio, procure integrarse.
- Prepare un vocabulario para una situación de desastre. Muchos extranjeros no entendían la frase "高台に逃げようtakadai ni nigueyou” (hay que huir a lugares altos)durante el terremoto-maremoto del 2011. Si puede, acceda a las redes sociales para informarse en español. Facebook desempeñó un papel exitoso en el 2011.
- Evite dormir o pasar mucho tiempo en vehículos. El síndrome de la clase económica (エコノミークラス症候群ekonomii kurasu shoukogun) o trombosis venosa profunda, pone en riesgo la vida. En lo posible manténgase activo (a).
- Aliméntese conciente de la escasez o falta de alimentos para conservar su salud.
- No descuide la higiene bucal antes de dormir. Durante el sueño la falta de salivación hace que proliferen las bacterias. Utilice cepillo y un poco de agua para cepillarse.
- En Japón los profesionales de la salud se organizan para proveer servicios de salud en las zonas afectadas. Utilice los servicios para conservar su salud física y mental.
 
Dra. Lourdes Herrera Cadillo










Fiesta Peruana Kobe 2018, Décima edición/第10 回フィエスタ ペルアナKOBE 2018




  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse


















Copyright © , Revista Latina | Aviso Legal y Protección de Datos.