Print

Los muñecos Daruma

Por: | en: Japónica y Turismo | el: | Imprimir



Estos curiosos muñecos de forma ovalada de diversos tamaños, con enormes ojos de pobladas cejas y una barba muy singular, se pueden encontrar en muchos lugares de Japón según sea el motivo festivo, como amuleto, de adorno o usado con algún otro significado; y aunque varían un poco dependiendo del lugar, su objetivo es el mismo. Los encontramos en madera, papel o piedra, aunque el color varía, predomina el rojo que es su color original. Los Daruma llevan escrito un kanji que define su misión y su forma ovalada representa la posición que optan los budistas a la hora de meditar. 
 
La palabra "Daruma" deriva de "Dharma" palabra de origen hindú que encierra múltiples significados pero que va siempre relacionado con la doctrina religiosa del budismo e hinduismo (por mencionar las más conocidas). El origen del muñeco Daruma se atribuye a la imagen de un monje nacido en la India llamado Da Mo, Bodhidharma, Ta-Mo, Bodhitara y Daruma, entre otros. Da Mo (Bodhidharma o Daruma en Japón) era un príncipe, hijo preferido de un rey de la India que rechazó el trono para dedicar su vida de pleno al budismo, convirtiéndose así en monje budista y que posteriormente viajaría a China. Se caracteriza por su buen karma y su aporte a la doctrina budista, siendo él quien dio a conocer a China el budismo "zen" (meditación).
 
Los Daruma, aparte de la impactante variedad en colores, una de sus variaciones está en "los ojos", algunos no tienen ojos, otros tienen uno, y otros poseen sus dos ojos. Según la tradición el dueño de este muñeco debe dibujarle un ojo mientras le pide un deseo y cuando se lo cumpla, deberá dibujarle el otro ojo en señal de agradecimiento, es por eso es por lo que los venden con los ojos sin dibujar. Si una persona posee un Daruma con los dos ojos, es porque ya se le cumplió su deseo. 
 
Otro pequeño detalle a tomar en cuenta es la forma de dibujar el ojo, pues se dice que lleva un orden, quienes conocen al detalle la tradición del Daruma dicen que se debe dibujar primero el ojo izquierdo y al cumplirse el deseo pintarle el ojo derecho, este orden se basa en la teoría China de los cinco elementos (Wu Xing) que deriva de la filosofía de la naturaleza.
 
La teoría "Wu Xing" menciona a los cinco elementos naturales: el agua, la madera, la tierra, el metal y el fuego; este último elemento es asociado al Daruma debido a su color rojo. Esta teoría explica que cada elemento posee un movimiento determinado que armoniza la naturaleza y en el caso del fuego, se dice que nace en el Este y se pierde en el Oeste, es decir: "de izquierda a derecha", esa sería entonces una posible explicación del orden en que se deben dibujar los ojos del Daruma.
 
Dando un paso más, está ese factor "mágico" de pedir el deseo en el día correcto y aquí nos basamos ya en el calendario japonés "Rokuyoo", los días elegidos son: el taian, tomobiki y senshoo (大安・友引・先勝), aunque normalmente se suele hacer a comienzos de año.
 
Para algunos, los colores del Daruma también cumplen un papel supersticioso según el deseo a pedir y no deja de ser curioso como varían las versiones, aun así, los colores popularmente definidos son tres:
- En rojo: para la buena suerte en general.
- En blanco: relacionado con la felicidad, salud, amor, los estudios, etc.

- En dorado o amarillo: se le relaciona específicamente con dinero, fertilidad, posición social, etc.
 
Algunos de estos muñecos ovalados los venden como adornos sin una base plana, y son fabricados concentrando mayor peso en su base para que a pesar de su forma ovalada, al empujarlo, vuelvan a levantarse; esto nos da una idea de mantenernos siempre de pie, levantarnos como el Daruma (okiagari Daruma : 起き上がりだるま) encerrando así una filosofía budista y que a su vez ha dado origen a algunos juegos infantiles como el muy popularmente conocido "Daruma otoshi" (だるま落とし).

Un amuleto, un símbolo, una superstición o hasta un juguete con una pequeña enseñanza filosófica, estas son las particularidades  que hay detrás de los muñecos Daruma
 
Por: Luis Guillermo Shimabukuro